Visite la página de Recursos para servir de manera segura para obtener sugerencias y herramientas para servir
de manera segura a su comunidad, y donar a LCIF para impulsar el servicio de los Leones desde la seguridad de su hogar.

Inicio The Lions Blog Los Leones toman la iniciativa durante la cuarentena
Un examen más detenido

Los Leones toman la iniciativa durante la cuarentena

Erin Kasdin 24 de Mayo de 2021
Centro Juvenil del club de Leones de Orillia

Los jóvenes en riesgo entraron en territorio peligroso e inexplorado cuando el mundo tuvo que entrar en cuarentena en la primavera de 2020. Afortunadamente, los Leones de Orillia en Ontario, Canadá, estaban ahí, listos para apoyarlos.

Los Leones de Orillia sentimos la necesidad de aumentar nuestro apoyo.

Durante más de 20 años, los Leones de Orillia han ayudado al centro juvenil local con fondos y servicio, pero en los últimos años se han involucrado aún más. Y cuando la pandemia detuvo las cosas y el centro tuvo que cerrar, los Leones supieron que era hora de prestar más ayuda para que aquellos que estaban en mayor riesgo no siguieran en la calle.

“Muchos de los jóvenes experimentan problemas de salud mental y/o no tienen vivienda”, dice la León Denise Naughton, presidenta del club. El Centro Juvenil de Orillia es un centro de acogida para niños de 11 a 17 años. Ofrece comidas para jóvenes en riesgo, oportunidades de participación social, talleres para fomentar la autoestima y desarrollar habilidades para la vida, apoyo para la salud mental, actividades artísticas y mucho más. Recientemente les recordaron a los niños a través de Twitter que llevaran su ropa, incluyendo las máscaras de tela, para que el personal pudiera ayudarlos a usar las lavadoras gratuitas. Incluso se ofrecieron a lavarles la ropa ellos mismos si fuera necesario.

Durante la cuarentena se despidió a los empleados del centro, pero de todos modos siguieron trabajando porque sabían cuánto los necesitaban. “Continuaron haciendo su trabajo a través de charlas telefónicas, reuniones virtuales, trabajando con funcionarios escolares y trabajadores de la Fundación de Ayuda Infantil de Canadá para supervisar a los jóvenes en alto riesgo y proporcionarles alimentos, que fueron donados por muchos restaurantes locales y por la comunidad”, dice Naughton. “Los Leones de Orillia sentimos la necesidad de prestar aún más apoyo”.

El centro organizó comidas semanales para los niños y sus familias. Las comidas estaban destinadas alimentar, por supuesto, pero también eran una forma de supervisar a los niños a los que habían estado tratando tanto de ayudar.

“Durante la cuarentena, estos niños no estaban en la escuela y no tenían mucho que hacer en casa”, dice la León Jamie Mask. “Necesitábamos una forma de supervisarlos y de asegurarnos que estuvieran bien. Hacer que vinieran una vez a la semana para comer era una forma de mantenernos en contacto ". Los Leones y el Centro Juvenil proporcionaron suficientes comidas para los niños y sus familias. A los que no se presentaron les llevaron la comida.

Los Leones compraron tarjetas de gasolina para el personal del centro que había estado usando sus propios vehículos y gasolina para entregar la comida, y comenzaron a venir semanalmente para ayudar a empacar y clasificar las comidas para la entrega.

Habían estado viendo los resultados de sus esfuerzos hasta que, durante el verano se dieron cuenta de que no habían visto ni oído decir nada de dos de los niños en largo tiempo. “No estaban en casa, no estaban asistiendo a la escuela virtual. Nadie sabía lo que estaba pasando con esos niños”, dice Mask.

Entonces, durante la recolección de comida, el personal comenzó a preguntar si alguien había visto a los niños. “Resulta que vivían en condiciones difíciles. Habían encontrado una tienda de campaña en algún lugar fuera de la ciudad y vivían solos”, dice Mask. El personal del centro fue a recogerlos y los llevó al Departamento de Ayuda Infantil. Como antigua policía y formuladora de políticas para delincuentes juveniles, Mask sabía lo grave que era la situación en la que se encontraban. "¿Qué podría haberles pasado allí?"

Para muchos de estos jóvenes, el centro juvenil proporciona la única guía en sus vidas. "Realmente ha cambiado a muchos de estos niños que estaban viviendo en riesgo", dice Mask. Y la participación de los Leones le permite a los niños y a sus familias saber que la comunidad realmente se preocupa por ellos y que está ahí para apoyarlos.

“Ha sido bueno porque estamos conociendo a los niños”, dice Mask.

“Los jóvenes son nuestro futuro”, dice Naughton, quien cree que brindar oportunidades a los jóvenes ayudará a fomentar la colaboración entre la comunidad y sus residentes. Y muchos de estos mismos jóvenes ya han retribuido a la comunidad al donar su tiempo a actividades Leonísticas, como las limpiezas de carreteras. “Los he visto salir lentamente de sus caparazones”, dice Naughton. “Porque están haciendo algo por la comunidad. Están haciendo algo que no es para sí mismos. Esto les da un propósito. Se sienten orgullosos de estar recogiendo basura y ayudando".

¿Cuál es la lección?

"La bondad es una de las pocas cosas que beneficia tanto al que la practica como al que la recibe", dice Mask. «En esta situación, todos se benefician. La bondad no tiene ningún aspecto negativo".

El club de Leones de Orillia es uno de los ganadores del Premio al Servicio La Bondad Importa de 2021. Para leer más historias y ver la lista de todos los ganadores, visite: lionsclubs.org/KMSA.


Erin Kasdin es la redactora principal de la revista LION.

La pandemia del coronavirus (COVID-19) ha impactado a las comunidades de todo el mundo de diferentes maneras. Para asegurarse de que estemos sirviendo de manera segura dondequiera que vivamos, los Leones deben seguir las pautas de los Centros para el Control de Enfermedades, de la Organización Mundial de la Salud o de as autoridades sanitarias locales.Visite nuestra página Servir con seguridad para obtener recursos que pueden ayudarlo a servir con seguridad a su comunidad.