Visite la página de Recursos para servir de manera segura para obtener sugerencias y herramientas para servir
de manera segura a su comunidad, y donar a LCIF para impulsar el servicio de los Leones desde la seguridad de su hogar.

Inicio The Lions Blog Cambio de imagen extremo: Edición Leo
En mis palabras

Cambio de imagen extremo: Edición Leo

Leo Eleonora Fresia 15 de Febrero de 2021
Los Leos del DM108 se reúnen afuera de la casa de Ronald McDonald para trabajar en proyectos de transformación extrema.

La historia que voy a contar es una de lucha y frustración, de nunca darse por vencido y finalmente triunfar; esta es la historia del DM108 Leo en Italia y el cambio extremo de imagen que lograron en su proyecto de servicio Edición Leo.

Lo que no sabíamos en ese momento era que este proyecto se convertiría en una batalla cuesta arriba debido a la pandemia del COVID-19.

Cada año, en el Foro Leo de Europa (LEF), Leos de toda Europa unen fuerzas para llevar a cabo un proyecto de servicio para la comunidad local que los acoge. En 2020, como LEF iba a ser en Italia, estábamos planificando un proyecto de servicio en una de las Casas de Ronald McDonald (Casa Ronald en italiano) en Roma.

Se eligió esta asociación por lo que representa en el ámbito italiano e internacional, una asociación que ofrece ayuda a las familias con niños que tienen que permanecer en Roma durante largos períodos de tiempo para recibir tratamientos médicos, y la estructura del jardín pedía a gritos una remodelación.

La utilización de una subvención Leo de LCIF durante la pandemia del coronavirus
Desde el principio, al evaluar el alcance de la intervención necesaria, nos preguntamos si podríamos obtener la ayuda de la Fundación Lions Clubs International (LCIF) para completar nuestro proyecto. Por eso, en 2019, solicitamos la ayuda del entonces Coordinador de LCIF del DM108 Leo de Italia, Walter Mavica quien, junto con Claudia Balduzzi (líder de área de LCIF AE IV Región G) y Carlo Bianucci (coordinador de LCIF DM108 de Leones de Italia), comenzaron ayudando a nuestro equipo organizador del LEF en la definición de objetivos claros y áreas de intervención de la propuesta de proyecto.

Nos emocionaba mucho la idea de poder hacer cambios positivos para todos los huéspedes de la residencia Casa Ronald de Palidoro, y esto culminó con una visita presencial en enero de 2020 para ultimar los detalles de la propuesta que se enviaría a la Asociación Internacional de Clubes de Leones. Sin embargo, lo que no sabíamos en ese momento era que este proyecto pronto se convertiría en una batalla cuesta arriba debido a la pandemia del coronavirus (COVID-19).

Crear planes alternativos y mantenerse flexible
En abril de 2020, al ver las secuelas de la primera ola de la COVID-19, no solo en Italia sino también en Europa, nos dimos cuenta de que celebrar el Foro Leo de Europa en agosto iba a ser imposible. Eso significó la cancelación de todas las actividades del foro, incluido el proyecto de servicio.

No hace falta decir que este hecho no nos sentó bien, pero si hay una razón por la que existimos como asociación, es para servir a los demás. Por lo tanto, de inmediato acordamos que trataríamos de encontrar una manera de hacer que el proyecto se llevara a cabo, de una forma u otra lo lograríamos.

El primer problema con el que nos enfrentamos fue que, debido a la COVID-19, la Casa Ronald de Palidoro no podía ser parte del proyecto como estaba planeado inicialmente. No obstante, nos dirigieron hacia la Casa Ronald de Bellosguardo con la que ya estábamos en contacto y que también necesitaba ayuda con la remodelación de su jardín. Incluso se podría decir que sus necesidades eran mayores que las que tenían en el jardín de la Casa Ronald de Palidoro.

La segunda cuestión fue decidir cuándo se llevaría a cabo el proyecto de servicio. Esto se abordó cuando se presentó la oportunidad de celebrar una versión abreviada del Foro Leo de Europa. Dado el final de la primera ola y las perspectivas en ese momento sobre los meses futuros, había sido posible realizar un evento de este tipo a fines de septiembre. Esa era una combinación perfecta, ya que el clima aún sería lo suficientemente templado como para permitirnos llevar a cabo el evento, así como para contar con un número de Leos europeos presentes que participaran en el evento.

Después de obtener la aprobación del Consejo del Distrito Múltiple, trabajamos con la coordinadora de proyectos de servicio Letizia Vanelli, la anterior coordinadora de LCIF de nuestro DM, Walter Mavica, y la nueva coordinadora Leo de LCIF Martina Cerioni para preparar la propuesta del proyecto y enviarla a la sede de la Asociación Internacional de Clubes de Leones para su aprobación. Todos trabajaron arduamente con la esperanza de hacer realidad nuestro sueño, especialmente porque sabíamos que estábamos trabajando en tiempos inciertos. La situación del coronavirus definitivamente no era estable y estábamos listos para cambiar y adaptar nuestros planes según la situación lo exigiera.

Debido al desafortunado nuevo aumento en el número de casos de COVID-19 en el país, tuvimos que cancelar el Foro Leo de Europa por segunda vez, además del requerimiento de tener un número limitado de voluntarios permitidos en el lugar el día del evento. La decisión de adoptar estas medidas se hizo tomando en cuenta la seguridad de los participantes y de los residentes de la Casa Ronald, no obstante, agregaron un nivel adicional de complejidad al proyecto.

En la Casa Ronald McDonald
Nos encontrábamos ahora con el desafío de completar el trabajo originalmente planeado para cincuenta voluntarios con un equipo de solamente quince. Sin embargo, los Leo no son conocidos por darse por vencidos fácilmente.

Después de cambiar la fecha del proyecto debido a las inclemencias del clima, con mucha alegría, el 10 de octubre de 2020, por fin vimos nuestro sueño hecho realidad. Y esto fue posible gracias a la ayuda de muchos Leos italianos y de LCIF que nos otorgó una subvención Leo de 5000 USD a la que el DM Leo añadió una contribución para hacer ese día realmente especial.

Leos plantando para renovar el jardín de la Casa Ronald McDonald.

Leos plantando para renovar el jardín de la Casa Ronald McDonald.

Para la ocasión, se compró, armó e instaló nuevo mobiliario de jardín, se limpiaron, repararon y pintaron las paredes, se redecoró la entrada con nuevas flores y en el jardín se plantaron nuevas plantas y se colocaron macetas. Al final del día, estábamos agotados y cubiertos de pintura, pero los cubrebocas no podían ocultar nuestras sonrisas, y nos sentíamos increíblemente satisfechos con los resultados y por haber podido compartir un proyecto tan maravilloso con tantos amigos.

Leos pintando el exterior de la casa de Ronald McDonald.

Leos pintando el exterior de la casa de Ronald McDonald.

Todas las actividades se llevaron a cabo bajo un estricto protocolo de seguridad: el uso de cubrebocas fue obligatorio en todo momento, hubo suficiente gel desinfectante en el lugar y se tomó la temperatura de todos los participantes a su llegada. Además, no se permitió el contacto directo con los invitados de la Casa Ronald, pero sí pudimos presenciar la alegría de los niños al ver su jardín completamente cambiado, recibimos dibujos que hicieron y que como agradecimiento nos obsequiaron y los apreciaremos por siempre.

Lecciones aprendidas
Este proyecto fue sometido a tantos cambios que es difícil recordarlos todos. ¿Fue decepcionante tener que renunciar a nuestra idea original? ¿Fue frustrante cuando las cosas simplemente no podían salir "bien"? ¿Fue una carrera contra el tiempo lograr que se aprobaran y se implementaran todos los cambios? ¿Hubo momentos en los que quisimos rendirnos? Evidentemente, la respuesta a todas estas preguntas es «sí». Y también hubo tantos obstáculos con los pedidos de los diferentes materiales que se necesitaban, que probablemente nos seguirán dando pesadillas a Letizia y a mí durante los próximos años. Sin embargo, no podríamos estar más orgullosos de haber llevado a cabo este proyecto hasta el final.

Queremos expresar nuestro agradecimiento especial a todos los Leos italianos, especialmente para Letizia Vanelli, Simone Guidotti, Martina Cerioni, Walter Mavica, Francesco Perrella y los Leos del Club Leo Tivoli Host, Club Leo Roma Parioli, Club Leo Roma Mare, Club Leo Roma Marco Aurelio, Club Leo Sabaudia San Felice Circeo, Club Leo Civitavecchia Santa Marinella y a los socios del Club de Leones Roma Parioli New Century, sin ellos esta historia no existiría.

Ese día cambiamos una pequeña parte del mundo y marcamos una diferencia porque donde hay necesidad, no solo hay un León, también hay un Leo.

Vaya a la Página web de Leos europeos y lea el boletín informativo para descubrir más historias sobre los Leos que prestan servicios en Europa.


Leo Eleonora Fresia es socia del Club Leo Savona Torretta y fue presidenta del Foro Leo de Europa 2020.

La pandemia del coronavirus (COVID-19) ha impactado a las comunidades de todo el mundo de diferentes maneras. Para asegurarse de que estemos sirviendo de manera segura dondequiera que vivamos, los Leones deben seguir las pautas de los Centros para el Control de Enfermedades, de la Organización Mundial de la Salud o de as autoridades sanitarias locales.Visite nuestra página Servir con seguridad para obtener recursos que pueden ayudarlo a servir con seguridad a su comunidad.