La salud y seguridad de nuestros Leones, empleados y comunidades es nuestra prioridad principal.

Lea acerca de

nuestra respuesta

al COVID-19.

Únase a LCIF en su iniciativa para apoyar los esfuerzos de auxilio de los Leones donando al

Fondo de Ayuda para Desastres.
Inicio The Lions Blog Repartir alegría en Navidad

Repartir alegría en Navidad

Joan Cary Diciembre 07, 2018

El día de Navidad, son muchas las familias que se reúnen para celebrar esta entrañable fiesta, aunque siempre hay personas que se quedan solas. Pero en Georgia, dos clubes de Leones, el club de Leones East Cobb y el club de Leones Marietta, llevan 35 años asegurándose de que nadie esté solo en esta fecha tan señalada.

Cada Navidad, los clubes reparten comidas y visitan a los ancianos del condado que están confinados en sus hogares. Por lo general, los ancianos reciben a diario una comida caliente gracias al programa Meals on Wheels administrado por el condado, pero los empleados del condado están ausentes en esa fecha, celebrando las fiestas con sus familias. “Nadie quería trabajar el día de Navidad” decía el exgobernador de distrito Ray Moore, un León de East Cobb.

Este milagro de Navidad tuvo su origen hace 35 años en el Día de Acción de Gracias, cuando dos clubes compartían una comida. Se dieron cuenta de que había una necesidad, y decidieron que serían ellos quienes intervendrían para atender esa necesidad. Ahora, el programa se ha vuelto tan popular que muchas familias de la comunidad piden participar. Un hombre trae a su familia desde una distancia de 75 millas en la mañana del día de Navidad para ayudar en la cocina.

“A la gente le encanta”, decía Moore. “Es una buena manera de enseñar a los hijos a preocuparse y cuidar de los semejantes”.

Todos queremos que nuestra vida tenga significado y queremos tener un impacto positivo en los demás.

Los Leones y demás voluntarios trabajan juntos preparando y entregando unas 100 comidas, algunos años más y otros menos.

En noviembre, Moore prepara la lista con los nombres de los necesitados. Él y su esposa, Liz, también León de East Cobb, empiezan reuniendo donaciones de tarjetas de regalo de las tiendas de comestibles y las combinan con dinero de las recaudaciones de fondos de los Leones y donaciones privadas para comprar las mejores ofertas de alimentos. Cada comida incluye pavo y jamón, camotes confitados, habichuelas verdes, relleno y panecillos, además de una bolsa de regalo con fruta fresca, pastel y dulces de Navidad.

Los Moore empiezan a cocinar las habichuelas la víspera, antes de reunirse con su propia familia. Los voluntarios empiezan a llegar sobre las 9 de la mañana del día de Navidad a la Iglesia Metodista Powers Ferry United para preparar lo demás y empacar las comidas para repartirlas en el condado de Cobb.

Son muchas las personas, jóvenes y menos jóvenes, que se reúnen con espíritu festivo en torno a las mesas para decorar las bolsas de regalo de fruta y postre, supervisadas por la nieta de Moore, y Moore reparte los mapas para que los voluntarios puedan entregar las comidas en los hogares de los ancianos. Una vez que los voluntarios salen con las comidas, los Moore empiezan a limpiar.

Debido a que ellos se reúnen con su familia en la Nochebuena, el día de Navidad sería muy tranquilo sin este proyecto. “Mi esposa tendría que sentarse y mirarme todo el día en Navidad y me sentiría muy mal por ella, así que tengo que seguir con esto”, decía riendo. “Cuando acabamos, estamos cansados pero muy satisfechos”.

Steve y Nan Hughes del Club de Leones Marietta y su hija Amy, también han convertido este proyecto en una tradición de las fiestas navideñas.

“Todos estamos deseando de que llegue la mañana de Navidad. Es un compromiso, pero, a la vez, no lo es. Sabemos que es importante lo que hacemos para las personas a las que vemos en este día tan especial. Puede que no tengan contacto con nadie más durante esa fecha y nosotros les estamos ofreciendo comida nutritiva” comentaba Steve Hughes.

“La gente está muy animada [en la iglesia]. Los niños corren por todas partes. No es algo médico. No estamos proporcionando gafas o audífonos, ni estamos educando, pero es exactamente lo que tenemos que hacer, servir”.

“Cuando preguntas a los socios por qué son Leones, responden con todas las cosas que hacen los Leones”, decía Moore. “Pero la verdadera razón es porque lo que hacen les hace sentirse bien con ellos mismos. Todos queremos que nuestra vida tenga significado y queremos tener un impacto positivo en los demás. Lo que hacemos en este proyecto nos lo confirma. Es mucho trabajo, pero nos hace sentir bien. Es Navidad”.

Infórmese más sobre cómo los Leones de todo el mundo están luchando contra el hambre y cómo empezar un proyecto de servicio para mitigar el hambre hoy mismo.


Joan Cary es la asistente editorial de la revista LION.