Visite la página de Recursos para servir de manera segura para obtener sugerencias y herramientas para servir
de manera segura a su comunidad, y donar a LCIF para impulsar el servicio de los Leones desde la seguridad de su hogar.

Inicio The Lions Blog Servir a nuestros invitados Los Leones ayudan a las víctimas del terremoto tratándolas como miembros de la familia

Servir a nuestros invitados - Los Leones ayudan a las víctimas del terremoto tratándolas como miembros de la familia

Joan Cary Enero 12, 2021

El otoño pasado, cuando un terremoto muy fuerte azotó el mar Egeo en la costa occidental de Turquía, los Leones y Leos fueron la primera organización no gubernamental que acudió a los sitios de rescate.

La respuesta inicial de los clubes de Leones fue realmente buena y nos hizo darnos cuenta del poder real que tenemos como Leones, el poder que a veces olvidamos.

"¿Dónde puedo ir?" "¿Cómo puedo encontrar a las autoridades?" "¿Dónde viviré?" "¿Quién dará de comer a mis hijos?"

Aunque los Leones no tenían respuestas inmediatas para estas preguntas, y las muchas más que formularían los millares de personas desesperadas, la gente sabía que los Leones con los chalecos amarillos encontrarían las respuestas y les ayudarían.

El terremoto de 7 grados se sintió con mucha fuerza a las 15:00 del 30 de octubre en Izmir, la tercera ciudad más grande de Turquía con aproximadamente 4 millones de habitantes.

Una hora después, los Leones estaban organizando sus esfuerzos para ayudar. Tres horas más tarde, los Leones del Distrito 118R tenían cabinas y mesas instaladas detrás de un edificio de apartamentos derrumbado, y a las 18:00 estaban distribuyendo agua, desinfectante y la primera de las 150.000 máscaras que entregarían a los sobrevivientes y a los equipos de búsqueda y rescate. Además del desastre, seguía la pandemia y era crucial adoptar precauciones de seguridad.

Leones del Distrito 118R tenían cabinas y mesas instaladas detrás de un edificio de apartamentos derrumbado

A las 19:00, cuatro horas después del terremoto, los Leones estaban sirviendo la primera comida caliente de arroz y sopa de pollo para miles de personas.

Su servicio siguió sin parar durante 10 días. Los Leones y Leos trabajaron juntos en las tiendas de campaña de emergencia y sirvieron de 2000 a 4000 personas cada día, comentaba el León Esengül Erkan, Gobernador del Distrito 118R. Ofrecían rosquillas y roscas turcas, pasteles con queso y carne, postres turcos y bebidas, incluido el tradicional ayran (una bebida de yogur muy saludable) a las víctimas.

Pero la lista de necesidades iba mucho más allá de la comida. Los Leones distribuyeron 5.000 mantas y 5.000 paquetes de pañales para bebés, 500 camas, 1.000 juegos de ropa de cama, ropa interior y calcetines, juguetes y juegos, zapatos y botas, jabón y mucho más.

En la tercera noche, empezó a hacer frío y no había electricidad debido al terremoto y las necesidades de los equipos de rescate. Los Leones trajeron estufas, barriles de metal y 40 toneladas de madera para calentar el área de las tiendas de campaña de emergencia.

Una pareja de jubilados acudió a los Leones en busca de ayuda. Habían pensado que tendrían una vida tranquila como jubilados, pero ahora habían perdido su hogar. “Lo que nos conmovió profundamente fue la forma en que expresaron su gratitud”, decía el León Şebnem Güler, coordinador del equipo global de servicio del distrito D118R. “Dijeron que en sus vidas nunca antes habían pedido nada a nadie. Y que estaban muy conmovidos porque los Leones les estaban ofreciendo ayuda de una manera gentil y amable, como si ellos fueran invitados de los Leones”.

Después de 10 días, desinfectando constantemente y siguiendo las directrices de seguridad del COVID, se pidió a los Leones y demás ONG que abandonaran el lugar debido al aumento del número de casos de COVID. Los Leones montaron dos almacenes, uno en la zona más afectada por el terremoto y el segundo en el área de almacenamiento de una fábrica. Dejaron atrás un pequeño puesto para seguir distribuyendo mascarillas, desinfectante y agua.

Toda esta ayuda provenía de los clubes del Distrito Múltiple 118 de Turquía, incluidos 22 clubes de Leones con socios más jóvenes que prestaron servicio en el campo. Los clubes con socios de más edad proporcionaron apoyo y los materiales que se donaron.

Según el Asesor Leo del Distrito, Simru Göven, hay 19 clubes Leo en el distrito Leo 118R, y 16 de ellos están en la ciudad de Izmir. En los esfuerzos de rescate, 14 clubes Leo Omega y 94 Leos trabajaron activamente durante las 24 horas del día haciendo turnos en los sitios de ayuda de emergencia.

Mientras los Leones siguen ofreciendo apoyo, los Leos, al igual que los Leones, se dan cuenta de que hay una segunda ola de personas que se están quedando sin hogar. Mientras las autoridades controlan la seguridad de los edificios de apartamentos, se están sellando cientos de edificios para ser derrumbados por razones de seguridad.

“Además de apoyar a las víctimas iniciales, ahora estamos apoyando a estas personas que se están quedando sin hogar”, decía Güler.

El apoyo también provino de una subvención de emergencia de 10.000 USD de LCIF, del DM111 de Alemania y de los clubes de Leones de Turquía y Grecia, comentaba el León Aysan Şakar, Presidente del Consejo del DM 118.

La EGD Zeynep Kocasinan, coordinadora de Nuevas Voces del DM118, estuvo en Estambul y compartió su apoyo a distancia.

“Al ver a mis amigos Leones y Leos unidos y sirviendo desinteresadamente, aunque también experimentaron el desastre, el miedo y los efectos, al ver cómo se organizaron y fueron a servir, a apoyar, me sentí profundamente conmovida y orgullosa”, decía. "Honestamente puedo decir que mi confianza en nuestra organización, mi fe en los principios del servicio, mi fe en el poder de la estructura organizacional y los principios se ha fortalecido aún más desde el 30 de octubre".

Desde el terremoto de Mármara en 1999 en Turquía, cuando murieron 17.000 personas y otras 250.000 se quedaron sin hogar, los clubes de Leones de Turquía han estado trabajando en la preparación para desastres, educando a adultos y niños sobre los terremotos.

“Los terremotos son una realidad en nuestras vidas en Turquía”, decía. “Una realidad aterradora”.

“La respuesta inicial de los clubes de Leones fue realmente buena y nos hizo darnos cuenta del poder real que tenemos como Leones, el poder que a veces olvidamos. Fue alentador ver cómo se unieron los Leones de Turquía”.


La pandemia del coronavirus (COVID-19) ha impactado a las comunidades de todo el mundo de diferentes maneras. Para asegurarse de que estemos sirviendo de manera segura dondequiera que vivamos, los Leones deben seguir las pautas de los Centros para el Control de Enfermedades, de la Organización Mundial de la Salud o de as autoridades sanitarias locales.Visite nuestra página Servir con seguridad para obtener recursos que pueden ayudarlo a servir con seguridad a su comunidad.