Ir al contenido principal
Lions Clubs International Lions Clubs International
Ir al pie de página

Objetivo y ética

Objetivo y ética

Objetivo de Lions Clubs International

  • Organizar, constituir y supervisar clubes de servicio que se conocerán como clubes de Leones. 
  • Coordinar las actividades y estandarizar la administración de los clubes de Leones. 
  • Crear y fomentar un espíritu de entendimiento entre los pueblos del mundo. 
  • Difundir los principios de buen gobierno y buena ciudadanía. 
  • Participar activamente en el desarrollo del bienestar cívico, cultural, social y moral de la comunidad. 
  • Unir a los clubes en vínculos de amistad, compañerismo y mutuo entendimiento. 
  • Proporcionar a los socios de los clubes un medio para el debate abierto de todos los asuntos de interés público, con la sola excepción de asuntos de política partidaria y sectarismo religioso. 
  • Alentar a personas con vocación de servicio para que sirvan a la comunidad sin esperar recompensa financiera personal; alentar la eficiencia y fomentar elevadas normas de ética en el comercio, la industria, las profesiones, las obras públicas y los proyectos privados.

Código de Ética de los Leones

  • Demostrar mi fe en el valor de mi vocación al dedicarme con empeño hasta lograr una buena reputación por la alta calidad de mis servicios.
  • Buscar el éxito y exigir solo la remuneración o ganancia justa que pueda merecer, pero rehusar la ganancia o recompensa que pudiera resultar en menoscabo o pérdida de mi dignidad, como efecto del aprovechamiento de alguna ventaja injusta o de acciones dudosas mías.
  • Recordar que para desarrollar mi negocio no es necesario destruir el de otro; sino que es importante ser leal con mis clientes y fiel a mí mismo.
  • Resolver a costa de mí mismo cualquier duda que surja en cuanto al derecho o a la ética de mi posición o acción hacia otras personas.
  • Practicar la amistad como un fin y no como un medio. Sostener que la amistad verdadera existe, no por razón del servicio que uno le preste a otro, sino porque esta no exige nada y acepta el servicio con el mismo espíritu que se ha dado.
  • Tener siempre presente mis obligaciones de ciudadano para con mi nación, mi estado y mi comunidad, profesándoles mi lealtad inquebrantable de pensamiento, palabra y obra. Dedicar generosamente mi tiempo, mi trabajo y mis recursos.
  • Ayudar al prójimo consolando al atribulado, fortaleciendo al débil y socorriendo al menesteroso.
  • Ser mesurado en la crítica y liberal en el elogio; construir y no destruir.
Ir al encabezado