Visit LCIF's new websiteLions Clubs International
Family and Friends Month
Lions Clubs Online Radio
Página principalPágina principal  >  Nuestro impacto  >  Leones en acción  >  Archivos sobre Leones en acción  >  Proyectos relacionados con la salud y el bienestar  >  Centro de aprendizaje tecnológico Centro de aprendizaje tecnológico

Restituir cierta impresión de normalidad tras el paso de Katrina

El Centro de aprendizaje tecnológico presta a discapacitados una variedad de dispositivos informáticos adaptables, juguetes especializados y equipos recreativos, como sillas de ruedas playeras y deportivas, de forma gratuita. El Centro de aprendizaje tecnológico se encuentra dentro del recinto de la Universidad del Sur de Misisipi y es el único recurso de esta clase en la región de la Costa del Golfo de los Estados Unidos. De modo que, cuando el huracán Katrina destruyó el centro, las familias que dependían de él quedaron devastadas.

Ubicación: Long Beach, Misisipi, EE. UU.

 

Intervención del Leonismo:
"Cuando intentamos reabrir el centro después del huracán, realmente nos encontramos en problemas. No teníamos fondos para adquirir equipos nuevos", explicó Nancy Ann Sherman, socia del Club de Leones de Biloxi y terapeuta del Centro de aprendizaje tecnológico. "El edificio estaba completamente destruido y la misma suerte corrieron todos los equipos. Fui a mi club y les dije a los demás socios que mi lugar de trabajo estaba en graves necesidades y ellos me respaldaron el ciento por ciento". Los Leones locales recaudaron fondos y obtuvieron una subvención de casi 100.000 dólares de la Fundación Lions Clubs International (LCIF) destinada a reabrir el centro.

Abierto a todo el público:
Tras el desastre ocasionado por el huracán Katrina, Sharon Patterson y su hija Stacey fueron al Centro de aprendizaje tecnológico para conocer y probar una tecnología diferente. "Este dispositivo cuesta más de 6.000 dólares", explicó Sharon. "La idea de poder probar el equipo antes, para asegurarme de que va a funcionar correctamente con ella, me parece muy acertada". Según Sara Jackson, directora del Centro de aprendizaje tecnológico, "estamos muy agradecidos por la compasión que sintieron grupos como el Club de Leones, porque fueron capaces de percibir la importancia que tenía ayudarnos a reconstruir el programa. Eso nos ha inspirado a continuar con nuestra misión".

Datos financieros:
Los Leones locales obtuvieron una subvención de casi 100.000 dólares de LCIF. La subvención sirvió para que los Leones pudieran reemplazar los equipos especializados y ayudar a reanudar los servicios que el centro solía brindar a la comunidad antes del paso del huracán Katrina.

 

Enlaces relacionados:

Vea Centro de aprendizaje tecnológico en LQ

Comparta su proyecto

Obtenga más información sobre las subvenciones de LCIF

 

 

Consejos y herramientas

Hágalo realidad: Cómo ayudar a la comunidad tras un desastre natural

¿Por qué los Leones decidieron emprender este proyecto? »
El huracán Katrina destruyó el Centro de aprendizaje tecnológico y todos sus equipos y, de un día para el otro, tanto discapacitados como familiares, docentes, terapeutas y personas a cargo dejaron de contar con los recursos y los equipos especializados que necesitaban. Los seres humanos enfrentan grandes desafíos cuando deben reconstruir sus vidas después de un desastre natural de alcance masivo. Para las personas con discapacidades, estos desafíos se tornan especialmente difíciles.
¿Por dónde empezaron? »
Le notificamos al Club de Leones de Biloxi de las pérdidas que habíamos tenido en el Centro de aprendizaje tecnológico y le explicamos cómo afectaba esta situación a los discapacitados. Un grupo de Leones se reunió con el personal del centro para analizar más detenidamente las necesidades del lugar y el tipo de ayuda que podrían prestar los Leones.
¿Cómo se financió este proyecto? »
LCIF otorgó una subvención de casi 100.000 dólares y los Leones locales recaudaron fondos adicionales. LCIF y los Leones locales, especialmente el Club de Leones de Biloxi, jugaron un papel decisivo en la reanudación del servicio del centro. El equipo adquirido con el dinero de la subvención de LCIF continuará prestando servicios a personas discapacitadas durante muchos años.
¿Cuánto tiempo duró el proyecto? »
Una vez recibida la subvención de LCIF, nos llevó unos meses reabrir la sala que nos proporcionó la Universidad del Sur de Misisipi de la Costa del Golfo. Se prevé que el Centro de aprendizaje tecnológico retome la actividad en su edifico original en el término de un año.
¿Algún consejo en especial? »
Si respalda a LCIF, puede generar un cambio. Aunque Katrina haya afectado a todos los Leones de la ciudad, inmediatamente comenzaron a ayudar a otras personas. En regiones donde la necesidad era demasiado grande para que la abordara un club local, la ayuda se consiguió a través de la organización estatal y de LCIF. De una manera u otra, los Leones brindaron ayuda a cada condado y ciudad de la Costa del Golfo de Misisipi tras el paso de Katrina.
"Verá cómo se independizan los niños y cómo crecen y utilizan la tecnología para convertirse en mejores personas."

Sharon Patterson,
Madre de Stacey

"Es mucho más fácil andar en la arena con estas ruedas enormes. Gracias por darme estas sillas."

Alex,
Receptor

"Ver cómo los niños utilizan los equipos especializados me hace sentir que realmente estamos haciendo una buena acción ayudándolos. Cuando uno logra cambiarle la vida a una persona, comienza a sentir la pasión por el servicio."

Howard Jenkins,
Club de Leones del Este de Columbus

© Lions Clubs International       300 W. 22nd Street, Oak Brook, IL 60523-8842

Custom web development, hosting and implementation provided by Alkon Consulting