Visit LCIF's new websiteLions Clubs International
Family and Friends Month
Lions Clubs Online Radio
Página principalPágina principal  >  Centro para socios  >  Planificar proyectos  >  Comunidad y medio ambiente  >  Environment Chairperson Information  >  Problemas relacionados con el medio ambiente

Problemas relacionados con el medio ambiente

Camellos

La Tierra

Existen aproximadamente 14 millones de especies en la Tierra. De estas especies, 10 millones son animales; 1,5 millones son hongos y 300.000 son plantas. El millón de especies restante está constituido por algas, bacterias y microorganismos. (Fuente de información: Perspectiva de la Biodiversidad Mundial, Convención sobre la Diversidad Biológica, UNEP, 2002).

Las destrucción del hábitat natural, así como la caza de animales por su valor comercial, constituye una seria amenaza de extinción para las especies del planeta. La contaminación del aire, la tierra y el agua también hace peligrar la flora y la fauna del planeta Tierra.

Cuando una especie desaparece, como es el caso del manatí Stellar y del sabanero marino de cabeza oscura, no vuelve a aparecer jamás. En el año 2000, el 24% de los mamíferos (1.130) y el 12% de las aves (1.183) estuvieron en peligro de extinción en todo el mundo. (Fuente de información: Perspectiva de la Biodiversidad Mundial, Convención sobre la Diversidad Biológica, UNEP, 2002).  

Cada año, nacen 77 millones de bebés. (Fuente de información: WorldWatch Institute, 2002). El once por ciento de la superficie de la Tierra se utiliza para el cultivo de alimentos. (Fuente de información: Perspectiva de la Biodiversidad Mundial, Convención sobre la Diversidad Biológica, UNEP, 2002).  

Lleva siglos y siglos que la tierra se vuelva apta para el cultivo. Sin embargo, este recurso tan valioso se puede destruir en apenas unos pocos años. La rotación del cultivo, la irrigación, las semillas mejoradas y los métodos y maquinarias eficaces de cultivo son elementos clave para conservar la calidad de la tierra.

En los países desarrollados, los agricultores emplean estos métodos además de pesticidas y fertilizantes químicos. Si bien la producción de granos aumenta, los productos químicos se filtran hasta alcanzar la capa freática subterránea. Esto contamina la tierra y el agua.

Los agricultores de todo el mundo pierden una parte importante de la capa superior del suelo a causa de degradación que producen las lluvias y el viento. La degradación de la tierra se produce como consecuencia del uso excesivo de la tierra para pastoreo, la deforestación, la agricultura y la explotación. Se estima que entre el 10 y el 20% de la tierra de cultivo se degrada de una u otra manera (WorldWatch Institute, 2002).  

Después de la cosecha, los campos quedan áridos y expuestos a sequías o inundaciones. De esta manera, se pierde una parte valiosa de la capa superior de la tierra. En las regiones secas, la degradación de la tierra causa desertificación, es decir, la transformación de un terreno en un desierto. Esta pérdida de la capa superior de la tierra obliga a los agricultores a abandonar sus tierras en busca de zonas urbanas.

La mala administración de los bosques termina creando terrenos áridos a causa de la deforestación. Las poblaciones indígenas se valen de los árboles para conseguir combustible, materiales para la construcción, alimentos, forraje, medicamentos y fibra. Si no se sustituyen los árboles talados, el suelo se vuelve muy árido.

Los árboles son un componente importante de la vida en la Tierra. Los árboles reciclan la humedad a través de sus hojas. Absorben el calor del sol y el dióxido de carbono. La deforestación añade dióxido de carbono a la atmósfera.

En los países del Tercer Mundo, se talan árboles exóticos por el valor comercial de su madera. Esto genera un negocio muy rentable. Sin embargo, la tala de árboles destruye el delicado equilibrio que existe entre los ecosistemas animal y vegetal. Para mantener ese equilibrio, se necesita reforestar los terrenos.

Los bosques constituyen el hábitat natural de dos tercios de las especies de la Tierra. El Instituto Nacional de Lucha contra el Cáncer ha identificado algunas propiedades anticancerosas en muchas plantas que solamente se encuentran en la selva tropical.

Los ecosistemas pantanosos (pantanos, manglares, estuarios de aguas poco profundas y las zonas marítimas) desaparecen debido a situaciones económicas desesperantes. En algunos países, el gobierno ofrece incentivos a los campesinos que desean transformar antiguas zonas pantanosas en nuevas áreas de cultivo. Si la cosecha no es buena, la tierra se destina a pastizal para el ganado.

El veintiséis por ciento de la masa terrestre del mundo se emplea para la producción de carne vacuna o derivados de la carne. Parte de la tierra de cultivo se utiliza para cultivar cereales que posteriormente se usan como alimento de vacas, ovejas, cerdos y aves de corral.

Después del procesamiento de la carne para el consumo humano, ésta se empaqueta para su distribución. El empaquetamiento de los productos suma un elemento más al problema mundial de desecho de basura. Los vertederos de residuos del mundo están a punto de colmar su capacidad total. A medida que se pudren los residuos de estos vertederos, se multiplican las enfermedades. Los contaminantes se filtran por la tierra y alcanzan las capas freáticas subterráneas.

Se han volcado productos de desechos químicos peligrosos por algunos vertederos de residuos. La ciudad de Love Canal, Nueva York, EE. UU., se construyó sobre un basural de desechos químicos de 25 años de antigüedad. La contaminación radiactiva se filtró por las napas subterráneas. Ejemplos como éste sobran en el resto del mundo.

En todo el mundo, se generan entre 300 y 500 millones de toneladas de desechos peligrosos. (Fuente de información: WorldWatch Institute, 2002). La eliminación segura de los desechos radiactivos de alto nivel es un tema que aún no se ha podido resolver en el mundo. El desecho nuclear que se generó cuando el físico Enrico Fermi concluyó su experimento nuclear original en 1942 continúa intacto.  

Otro problema que afecta al medio ambiente es el turismo. Propulsor de la mayor cantidad de puestos de trabajo, se estima que el sector del turismo habrá empleado a 328 millones de personas para el año 2010. Esta actividad, valuada en 4,4 billones de dólares, genera comodidades para los turistas que, a menudo, destruyen el ecosistema. (Fuente de información: Banco Mundial, 2002).

El movimiento eco-turístico intenta conservar la belleza natural y la cultura innata de una región. El eco-turismo permite a los visitantes explorar los encantos naturales sin que su paso por ellos afecte al medio ambiente.

El aire

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), Pekín, la ciudad de México, Yakarta, Teherán, Bangkok, Manila, Sofía y Santiago se cuentan entre las ciudades de mayor contaminación de aire. Los vehículos, las fábricas, los reactores nucleares, las estufas de leña, las erupciones volcánicas, etc., contribuyen con la contaminación del aire.

En los países en desarrollo, la mayoría de los residuos que se lanzan al aire proviene del consumo de carbón, madera y carbonilla como combustible. Los países desarrollados contaminan el aire con dióxido de azufre (proveniente de industrias y centrales eléctricas), óxidos de nitrógeno (de centrales eléctricas, industrias y vehículos) y monóxido de carbono (de vehículos).

La mezcla de dióxido de azufre, óxido de nitrógeno y agua regresa a la tierra durante la siguiente lluvia o nevada. Esto se conoce como lluvia ácida y las sustancias químicas que la componen dañan bosques, edificios y monumentos.  

Los científicos saben que los clorofluorocarbonos (CFC) dañan la capa de ozono que se encuentra sobre nuestro planeta. Los CFC se pueden encontrar en los propelentes de aerosoles de los refrigeradores y en los equipos de aire acondicionado, como también en el gas propelente de los aerosoles, el poliestireno expandido, los halones que se emplean en los extintores de incendios y en los solventes que se utilizan para la producción de materiales espumados para embalaje.

Los CFC tienen una vida útil de 50 a 160 años. Por lo tanto, los CFC que se liberaron hace 30 años están llegando a la estratosfera en estos momentos. La capa de ozono de las estratosfera se extiende aproximadamente de 9,3 a 31 millas (15 km a 50 km) de altitud sobre la superficie de la Tierra. La capa de ozono protege el planeta contra los rayos ultravioletas (UV-B). Sin esa protección, es posible que se multipliquen los casos de cáncer de piel, cataratas y ceguera.

Un acontecimiento natural que se produce en nuestra atmósfera es el intercambio de gases de invernadero. El dióxido de carbono se combina con el vapor del agua y juntos generan la humedad propia de un invernadero. Este intercambio mantiene la temperatura atmosférica de la Tierra. La deforestación y la contaminación interfieren en el intercambio natural de los gases de invernadero que protegen la Tierra. Sin este intercambio, la temperatura de la tierra aumentará.

Desde 1990, las temperaturas promedio de la superficie de la tierra aumentaron 0,6 grados centígrados. Los niveles del mar se incrementaron en 1 cm por década. El espesor del hielo ártico disminuyó un 40% en los últimos 40 años. Los glaciares más importantes están en retroceso. (Fuente de información: Reunión cumbre de la ONU sobre Desarrollo Sostenible, 2002).

A medida que se derritan los hielos polares, el incremento de los niveles marítimos afectará a las ensenadas poco profundas. Los monzones estivales se intensificarán. Las enfermedades transmitidas por vectores, como la malaria, extenderán sus regiones de morada hacia el norte.

Las catástrofes naturales, como la liberación de partículas producto de las erupciones volcánicas, también perjudican la atmósfera y la temperatura. Del mismo modo, los accidentes que se producen en los reactores nucleares y las fábricas industriales también arrojan partículas a la atmósfera.  

La contaminación del aire interior también constituye una preocupación sanitaria. El humo del cigarrillo es un ejemplo de contaminación del aire en espacios interiores. En los países en desarrollo, el humo que proviene del uso de la biomasa (madera, residuos agrícolas o estiércol) produce infecciones graves en las vías respiratorias. Cada año, más de dos millones de mujeres y niños mueren

al inhalar estas partículas. (Fuente de información: Reunión cumbre de la ONU sobre Desarrollo Sostenible, 2002).

En los países desarrollados, las sustancias químicas que se utilizan en los materiales para la construcción, los muebles de cartón prensado, el papel para empapelar, las telas antimanchas y las fibras sintéticas de alfombras y drapeados crean una carga tóxica excesiva en el interior de las viviendas. Esta contaminación interna del aire se conoce con el nombre de «enfermedad ambiental».

El agua

Dato: el 71% de la superficie de la Tierra está compuesta por agua.

Dato: el 94% del agua de la Tierra es salobre.

Dato: el 99% del suministro de agua dulce de la Tierra está congelado en los glaciares, se encuentra debajo de las capas de hielo polar o se encuentra en la parte subterránea.

Dato: el agua es un elemento esencial para sostener la vida en la Tierra.

Dato: el agua que los residentes de un país contaminan afecta a la flora y la fauna de los países vecinos.

Las temperaturas globales han ido aumentando en los últimos 50 años. Las mediciones efectuadas en la tierra y en el océano revelan que 2001 ha sido el año más cálido desde fines del siglo XIX.

La mayor parte del agua dulce y límpida de la Tierra (69%) se utiliza para la producción de alimentos. El veintitrés por ciento del agua dulce y limpia se utiliza en las industrias (en algunos países desarrollados, las industrias vuelven a utilizar el agua). El ocho por ciento se destina al uso hogareño. 1,3 mil millones de personas no tienen acceso al agua potable.

Mientras que una nación puede utilizar el agua disponible para el desecho de los desperdicios, los países limítrofes pueden utilizar esa misma vía fluvial para el agua corriente. Aproximadamente el 40% de la población mundial comparte las vías fluviales.

En 1991, el agua y los alimentos contaminados, la higiene deficiente y las condiciones de salubridad inadecuadas produjeron la muerte de 1,7 millones de niños menores de 5 años. (Fuente de información: Reunión cumbre de la ONU sobre Desarrollo Sostenible, 2002). El residuo líquido del suelo, los pesticidas, otras sustancias químicas, los desechos y la basura pasan a las vías fluviales. Los contaminantes fluyen desde las vías fluviales internas hacia los océanos. Muchas sustancias contaminantes quedan atrapadas cerca de la costa. Esas sustancias contaminan las especies marinas que constituyen una fuente importante de alimento.

A medida que se multiplican las poblaciones, se produce la contaminación de agua como consecuencia del turismo, los derrames de petróleo, los desechos industriales y los fertilizantes y pesticidas. Esta contaminación crea floraciones de algas marinas conocidas como mareas rojas. Estas mareas tóxicas eliminan el oxígeno del agua. Sin oxígeno, se forman zonas mortales en pleno océano.

El residuo líquido contaminado del suelo, los residuos de las embarcaciones, los basureros terrestres, las operaciones mineras submarinas y la producción de petróleo son causas importantes de contaminación marina. También se producen derrames de petróleo accidentales y deliberados.

La fuga de isótopos radiactivos de los submarinos nucleares es otra fuente de contaminación marina.

Herramientas útiles

Programa Lectura en Acción

Únase a la campaña del presidente Madden para aumentar la tasa de alfabetización »

© Lions Clubs International       300 W. 22nd Street, Oak Brook, IL 60523-8842

Custom web development, hosting and implementation provided by Alkon Consulting