Conozca al presidente internacional

Los sueños sublimes conducen al gran servicio

Cerca de la casa humilde donde yo crecí en Australia, había una arboleda, donde los marsupiales y asnos se paseaban entre los árboles del caucho y sauces. Mi padre Jack, era un contador que viajaba a su trabajo por ferrocarril y él se sentaba en el mismo asiento del tren, día tras día. Yo me capacité en la técnica de control de calidad de la lana y me dedicaba a la producción de lana fina. Pero yo soñaba con hacer algo de mayor influencia. Así que eventualmente, me dediqué a la venta de bienes raíces y establecí mi propio negocio.

Como León también soñé en tener un impacto mayor. Cuando una mujer joven hizo una presentación a mi club de Leones sobre un orfanato en la India, mi club respondió a su llamado. Los padres de los niños del orfanato habían sido asesinados por los rebeldes. Ayudamos a proveerles un mejor albergue, y de ahí en adelante muchos de estos niños se destacaron en la escuela.

Por muchos años yo tuve un sueño que guardaba en secreto. Yo veía como los Leones tienen la extraordinaria habilidad de cambiar vidas, y yo sentía devoción por los Leones. Mi sueño se hizo realidad hace unos cuantos años atrás, cuando me notificaron que había sido nominado para presidente internacional.

Leones, sigan sus sueños. No los pierdan en el camino. Casi todos los logros comienzan con un sueño ambicioso, ya sea la ambición del hombre de viajar a la luna o poder correr una milla en cuatro minutos, o crear redes mundiales de conexión a través de las computadoras. Escuchen a sus corazones. Nunca impidan que una gran idea se realice en el tiempo oportuno. Para mi, los sueños no son visiones que tenemos cuando dormimos, más bien son planes que no nos dejan dormir.

Identifiquen sus sueños y trabajen para alcanzarlos. Dependerá de ustedes lo que resulte de sus sueños. Planten la semilla y dejen que crezca. Encuentren inspiración y guía en otros clubes y en la Asociación Internacional de Clubes de Leones. Como a mi me gusta decir, no me digan que aspiran alcanzar las estrellas, cuando ya hay huellas en la luna.

Mi esposa Anne y yo esperamos que ustedes sigan sus sueños en 2013-2014. Les deseo buena suerte y la velocidad de dios, y ¡congratulaciones, la excelencia es el resultado inevitable de seguir nuestros sueños!

Barry J. Palmer
Presidente de la Asociación Internacional de Clubes de Leones

© Lions Clubs International
300 W. 22nd Street, Oak Brook, IL 60523-8842

Custom web development, hosting and implementation provided by Alkon Consulting